La más impactante experiencia mística

Bueno, como es de esperar mañana vuelvo a tener examen (didactica general T.T) y tendria que estar estudiando como un chino. Como siempre, y a pesar de haberme comprometido conmigo mismo a no procrastinar más lo he vuelto a hacer y aquí estoy, con un temario imposible que estudiar de un dia para otro. Qué le vamos a hacer…mi ineficacia e incompetencia al poder! xD De hecho últimamente me estoy cuestionando si padezco trastorno de déficit de atención o no: cada vez con más frecuencia centro la atención en mi incapacidad de prestar atención…y veo que es realmente preocupante. Pero bueno, antes de ponerme hipocondríaco y incluso de estudiar (eso de “antes de estudiar” debería estar prohibido xD) voy a dejar constancia de dos cosas que me alegran.

La primera: Tengo una lectora!! Sí! eres tu! x_D Bueno…una chica muy maja (que pasa? si me ha firmado ya es maja…) que se ve que escribe el blog http://miszapatoscojos.wordpress.com/ que ya he puesto en el blogroll. Gracias por el comentario! de hecho si no lo hubiera leído al revisar los emails no me hubiera puesto a escribir en el blog sinó a estudiar (o eso quiero pensar).

La segunda: Este fin de semana pasado, en casa de mis padres, viví la experiencia mística más impactante hasta el momento. Todo empezó después de comer. Mi hermana pasó por el colador su zumo de naranja recién exprimido y le dije: “limpialo bien que después igual tengo que colarme una infusión de marihuana”. Casi sin dejarme terminar intervino mi madre, dirigiéndose a mi: “si tu te haces una infusión yo también quiero”. Pero en realidad, antes de decirle que yo me haria una ella ya habia sacado un cazo grande lleno de agua y lo puso a calentar. Me despisto un momento y cuando la vuelvo a mirar veo que ha hechado dentro tres cogollos de palmo y a pesar de decirle yo que parara aún tiró tres más del mismo tamaño. Evidentemente yo no iba a dejar que lo desperdiciara todo con agua así que puse al fuego un cazo pequeño de leche, para ir reciclando lo que le sobrara a ella en terminar.

Ésta es la plantita que hizo posible toda mi experiencia...

Así que tuve que remover todo aquello hasta ver hervir la leche. Aún más con el fuego apagado y luego dejo reposar, remuevo y colo. El color de la leche era bastante más oscuro y os puedo asegurar que llevaba tanto THC como 60 porros generosos. Evidentemente vi que podia ser mortalmente peligroso beberme toda la taza, por lo que cogí el vaso de chupito más pequeño que encontré en casa y lo llené hasta la mitad. Metí la lengua dentro y lo noté amargo. Lo di a probar a mi padre, quien saboreando más cantidad que yo me dijo que tenia muy mal gusto. Así que disolví esos poco más de 5cm cúbicos en medio vaso de leche y el aroma y el sabor era parecido al que suelen tener mis infusiones (con la cantidad que yo suelo poner, una quarta parte de cogollo, no seis enteros). Seguí mirando la tele olvidándome de que me la habia tomado.

Al cabo de tres cuartos de hora, cuando ya hacía un rato que una ligera sonrisa se había alojado en mi cara y que algún hecho gracioso me pudiera provocar carcajadas interminables, noté una presión en mi cara, entre los ojos, nariz y frente. Miré a mi hermana y estaba tan tranquila. “No te hace efecto? Yo ya me lo noto”, le dije, pues éste es el momento en que sé que la experiencia empieza. El retraso en la visión (notar como una estela detras de los objetos cada vez que muevo los ojos o se mueven) se me ha presentado siempre hasta ahora como preludio de experiencias psiconáuticas. Así que seguí esperando un rato sin ver nada…hasta que me di cuenta de que delante de mi se formaba una especie de bola peluda en blanco y negro. Vi que era la representación mental que yo me hacia de la textura del pantalón de mi hermana, que estaba acariciando tontamente, y después de mi calcetín. El nivel de detalle que conseguia por tacto era asombroso, y hasta decidí comprobarlo empíricamente arrancando una bolita de mi pijama y sin mirarla pensar cómo debía ser, luego la miraría para compararla con esa imagen que tenia en mente y realmente se acercaba muchísimo. Hice lo mismo con una piedra y decidí ducharme, pero antes fui un momento al ordenador.

De camino allí noté como también se retrasaba mi tacto…sentía profundamente el peso de mis extremidades pero notaba como cada movimiento, por pequeño que fuera, era ejecutado por unas manos extrañas a mi en cuanto deseaba moverme. Realmente parecía que hubiera vuelto a mi fase del desarrollo sensoriomotriz y no sabía por qué ocurría todo lo que ocurría, pero el número de estímulos que captaban mi atención era realmente mayor que de costumbre. Escriví en el Twitter lo que sentía en aquellos instantes mientras escuchaba música por Lastfm. ¡Qué dulce sonaba Melanie Safka! Me encantó que solo existiera aquél momento…o quizá no habia tiempo, lo habia vencido! Qué bonito es no pensar en el mañana, en el “esta tarde”, en el “después”…todo es ahora…y qué manida está esa frase hoy en dia…y qué poco caso nos hacemos a nosotros mismos cuando la decimos. Vivia aquél momento al 100%, para lo bueno y para lo malo…(y ahora que lo recuerdo me hace ver el mañana y el hoy mismo con más optimismo…quizá sea porque estoy otra vez con esa musiquita…que bien suena Donovan!). De hecho no defiendo que vivir así lo haga todo absolutamente más gratificante, simplemente que viviendo así sepamos mejor lo que queremos. Minutos después mi padre o mi hermana cerró la puerta del cuarto del ordenador, donde estaba yo, porqué se ve que tenia la música muy alta (yo subía el volumen más de lo normal pero me parecía bajita…:S). Así con la puerta cerrada vi que la habitación se volvia oscura al mismo tiempo que el color de las paredes era más intenso. Quise salir de allí…pero queria terminar lo que estaba haciendo. La sensación de ahogo era horrorosa…pensaba que iba a desmayarme, que se me acabaría el aire…el corazón se me aceleró exageradamente y sentí mucho calor. No pude soportarlo más y salí a tomar una ducha refrescante. Y justamente fue en este periodo de tiempo cuando más cosas vi, unos veinte minutos…quizá media hora…que se me hicieron como seis o siete horas.

Ya en la bañera en el último momento me decidí por el agua templada en lugar de fría. Allí sentí una comodidad extrema -aunque a veces me sentía a punto de perder el conocimiento- y al cerrar los ojos noté -y vi, con la misma claridad que se ven las cosas en los sueños- que en la pared, a mi izquierda, se había abierto una ventana por la que entraba un radiante sol veraniego y las golondrinas cantaban con alegría. Miré al suelo y el fondo de la bañera se había convertido en el fondo arenoso de una playa con agua cristalina. Miré delante mío y sí! era una extensa playa paradisíaca. La percepción de “los otros” fue un poco rara: no sé si había más personas o si no las había, pero me sentía tan cómodo y a mis anchas como si no las hubiera y tan seguro como si sí. Sentía el chorro de agua caliente cayendo sobre mi y me preguntaba cómo era posible en un entorno así? Qué mas da! me dije, es agradable, aunque no sea muy natural…Aquí me emparanoyé: “por qué es agradable?” -me dije- “porqué está a nuestra misma temperatura corporal, y probablemente ésta es la temperatura a la que nos encontramos en la placenta, antes de nacer, y el contacto con el agua caliente nos transporta a ése estado de seguridad en el que un día vivimos…”. Esto aún dió más que pensar a mi cerebro tetrahidrocannabiolizado: “es posible que nuestra tendencia de querer identificarnos a nosotros mismos con nuestro entorno se explique como una extensión de ese deseo de volver a nuestro estado de seguridad donde las características físicas de nuestro ambiente eran muy parecidas a las de nuestro interior…así se explicaria el instinto creativo, todo el arte…puede que el adaptar el entorno sea un deseo latente de todo mamífero…”

Me acosté en la bañera. Puse el tapón…lo destapé al cabo de un rato por miedo de dormirme o perder el conocimiento y me levanté. En este preciso instante viví la experiencia mística más impactante de toda mi vida -hasta el momento-: Había música! No era de la calle ni de la casa. Estaba simplemente allí, en el universo…flotando siempre, esperando que alguien la escuchara. Qué maravillosa…realmente música celestial. Sólo recuerdo algo parecido de un dia que creí escuchar el mejor New Age nunca oído pero vi que todos los altavoces los tenia apagados…al extrañarme tanto me desperté y estaba muy mareado: hacia rato que no respiraba y no me habia dado cuenta! Pues esta vez era muy variada…y al final incluso me asusté porque creí que el sonido más grave era el de mi corazón, pero lo cierto es que no sé aún ahora si era él o el agua que me chorreaba del pelo y del cuerpo con distinto volumen y desde distintas alturas. En realidad la mayor parte de la sinfonía provenia del agua…pero qué maravillosa. La música que tenemos en el mundo en nuestro dia a dia y no la reconocemos, me sentía como captando una quinta dimensión, la “musical”. Realmente fabuloso…lo recomiendo a todo el mundo.

En salir de la ducha seguí alterado unas horas pero ya no era el clímax de los veinte o diez minutos antes. Me vestí y fui al huerto de mi abuelo con mi padre y mi hermana, a plantar dos plantitas mágicas más. No están muy grandes pero estoy convencido que una es macho. Bueno…no pasa nada, que son de raza! y si hay semillas tanto mejor para el año que viene *_* que del año pasado ya hay bastante cosecha…xD

Venga, voy a estudiar ya casi…Por cierto!! Ahora escribo esto sin saber si el Phoenix va a llegar bien o qué…estoy en vilo…ojalá todo salga como está previsto!

PD: Ayer me fui a dormir a las siete de la tarde y me he levantado este mediodía…por lo que mi madre me suelta: “cuantas horas seguidas has dormido!…deberias tomarte esto para el insomnio en lugar del Trankimazin!”…por mi encantado, pero no quiero porque temo coger tolerancia al THC y no poder hacer esos viajes tan baratos…de hecho tampoco me tomo nunca los Trankimazines: prefiero el insomnio, aunque tiene efectos negativos en mi rendimiento =( y mi estado de ánimo durante el dia…

Venga, buenas noches. Tranquila Ana, sé que no lo habrás leído todo 😉 xD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: